Busco Chicas

Rosa Valdez Busco Chicas

Inés Sevilla Busco Chicas

Rocio Montero Busco Chicas

Eva Avila Busco Chicas

Concepción Cruz Busco Chicas

Con la otra, coge mi cadera. Echo la busco Chicas hacia atrás. Este es el momento que había estado esperando, esta es la sensación que buscaba. Tú no te mueves, dice mi amigo, sujetándome.

Busco Chicas

Obedezco, a pies juntillas. Estoy deseando cabalgar a su amigo, moverme a mi antojo con esa buena polla dentro, pero ambos estamos quietos, esperando la polla de mi amigo entrando en mi culo, llenándome toda, aprovechándome bien. Su amigo le siente, porque está dentro de mi coño y, cuando entra, se queda busco Chicas el espacio ocupado. Les siento a los dos dentro de mí y no puedo evitar gemir al sentirles moverse, despacio, volviéndome loca.

Joder, cómo me gusta, les digo. Su amigo me come la boca. Mi amigo me agarra del pelo y me azota al busco Chicas de sus embestidas, que empiezan a coger ritmo y siento que me falta el aire, que se me sale el corazón por la boca, que me voy a deshacer y cuando parece que no puedo más, mi amigo acelera, me sujeta la espalda, me aprieta contra su polla y las sensaciones estallan y me corro entre gritos de placer, mientras mi cuerpo se retuerce en un orgasmo interminable, intenso, como no he tenido hasta ese momento. Cuando llegué por la mañana a la busco Chicas, Karen me dijo que había llamado Salvador para que me dijera que su madre iba a venir a conocerme, y que él quería que suspendiera todo y la atendiera lo mejor que pudiera aunque tuviera que abandonar cosas previstas.